Demanda Transvaginal Mesh | Levin Papantonio - Abogados de lesiones personales

La malla transvaginal, también conocida como malla pélvica, es un dispositivo de malla que se coloca quirúrgicamente para el tratamiento de problemas ginecológicos y uroginecológicos de las mujeres, como el prolapso de órganos pélvicos o la incontinencia urinaria de esfuerzo. La malla transvaginal está hecha de material sintético, usualmente polipropileno, y está hecha de tejido poroso o microporoso. Algunos productos incluso afirman tener un "elemento biológico" hecho de una mezcla de colágeno.

Recordatorio de la malla vaginal

La malla quirúrgica se ha utilizado en ginecología desde el 1990. Al utilizar el proceso de aprobación acelerada 510 (k) de la FDA, la industria de la malla produciría decenas de estos productos cada año sin tener que probar la seguridad o la eficacia de estos dispositivos. En 2004, la industria comenzó a producir "kits de prolapso de órganos pélvicos" bajo la premisa de que estos productos eran una alternativa segura y eficaz a las técnicas quirúrgicas tradicionales probadas.

Prolapso del órgano pélvico es el descenso descendente de los órganos pélvicos, generalmente después del parto. Las estadísticas muestran que el prolapso del órgano pélvico afecta aproximadamente a 50% de las mujeres que han dado a luz. Muchos tratamientos están disponibles para tratar el prolapso de órganos pélvicos, incluyendo la reparación quirúrgica. Las reparaciones quirúrgicas tradicionales están disponibles para médicos y cirujanos, ya sea a través de Colporrhaphy (uso de tejido nativo y suturas) o Sacrocolpopexy (cirugía laparoscópica). Desde el inicio de los kits de prolapso de malla en 2004, los médicos han recurrido cada vez más a la malla pélvica sobre la cirugía tradicional debido a la premisa falsa creada por la industria de la malla de que la malla es una mejor alternativa. En 2010, se estima que los procedimientos de prolapso de órganos pélvicos 100,000 se realizaron utilizando malla pélvica.
 

Advertencias de mallas vaginales

En julio 2011, la FDA emitió advertencias sobre el uso de la malla transvaginal para la reparación del prolapso de órganos pélvicos. Tres meses después, en septiembre, 2011, un panel de la FDA recomendó que la malla de prolapso de órganos pélvicos se reclasificó para evitar más eliminación de estos productos a través del proceso de autorización acelerada de 510 (k).

La malla pélvica se utiliza para tratar las condiciones de prolapso de órganos pélvicos conocidas como:

  1. Cistocele
  2. Rectocele
  3. Enterocele
  4. Prolapso de la Cápsula Vaginal
  5. Procidencia
     

Si recibió un producto de malla durante una cirugía para reparar el prolapso de órganos pélvicos, ese producto podría ser responsable de complicaciones graves tales como:

  1. Erosión de malla
  2. Dolor
  3. Sangría
  4. Infecciones relacionadas con malla
  5. Dolor durante la relación sexual (dispareunia)
  6. Cicatriz vaginal o retracción