LP gana la apelación del tabaco | Levin Papantonio Rafferty - Bufete de abogados de lesiones personales

LP gana apelación de tabaco

En una gran victoria para los miles de floridanos que están demandando a las compañías tabacaleras, una corte estatal de apelaciones emitió el martes la primera opinión que confirmó el uso de los resultados del jurado de una acción colectiva disuelta contra la industria, ya que los fumadores fueron autorizados a iniciar demandas individuales contra la industria. En una opinión de 25, un panel unánime de tres jueces se unió a la viuda del fumador de Lucky Strikes, Benny Martin, y rechazó un argumento de la industria en contra del uso de los hallazgos de 10 de un jurado de Miami como un hecho en casos posteriores de fumador. El Tribunal de Apelación del Distrito 1st también confirmó un premio de $ 28.3 millones contra RJ Reynolds.

Los abogados de la industria han argumentado que los jueces de juicios han aplicado erróneamente un fallo de la Corte Suprema de la Florida 2006 que disolvió una demanda colectiva en todo el estado pero permitió juicios individuales. Esos juicios se conocen como casos de progenie Engle después del médico de Miami Beach que fue el principal demandante de acción de clase.

Siguiendo las instrucciones de la corte suprema, los jurados de todo el estado ahora son instruidos por jueces de tribunales de primera instancia para que confíen en las conclusiones de que los cigarrillos son defectuosos, adictivos y enfermizos. Cuando los fabricantes de cigarrillos perdieron casos, argumentaron que las instrucciones del jurado estaban contra ellos y violaron sus derechos de debido proceso.

Pero el panel de apelación de Tallahassee - jueces Simone Marstiller, Nikki Ann Clark y T. Kent Wetherell II - dictaminó lo contrario.

"No estamos de acuerdo con la caracterización de RJR de los hallazgos de Engle", escribió Marstiller. "RJR insta a una aplicación de la decisión de la Corte Suprema que esencialmente lo anularía. Rechazamos la invitación".

El abogado de Martin en Pensacola, Levin Papantonio Thomas Mitchell Rafferty Rafferty y el accionista de Proctor Matt Schultz, calificó la opinión como "una buena hoja de ruta para casos futuros".

Alice In Wonderland

"Es una especie de verificación de la realidad", dijo. "El tabaco vive en este mundo de 'Alicia en el País de las Maravillas', donde la Corte Suprema dice algo en el papel y, sin embargo, significa algo diferente en la vida real".

El socio de Jones Day, Gregory G. Katsas, un abogado de Washington que representa a RJ Reynolds, no quiso hacer ningún comentario.

Los abogados defensores del tabaco ahora esperan oponerse a las decisiones de otros tribunales de apelación para justificar otra visita a la Corte Suprema de Florida.

Se espera que la próxima decisión provenga de uno de los pocos casos informados en la actualidad en el Tribunal de Apelación del Distrito 4, donde la mayoría de los juicios por el uso del tabaco en 32 han tenido lugar hasta el momento.

Si se hace eco por otros paneles que revisan más de una docena de apelaciones pendientes en todo el estado, la interpretación podría condenar una estrategia clave de la industria, según Edward Sweda, abogado principal del proyecto antitabaco de Responsabilidad Civil de Productos de Tabaco en la Facultad de Derecho de la Northeastern University en Boston.

"Ciertamente, si los otros distritos de apelación siguen el fallo de este caso, las compañías se encuentran en una posición legal mucho peor que donde estaban ayer", dijo.

'No fuera de proporción'

El panel escribió extensamente sobre el historial de litigios y apelaciones de fumadores en Florida y cerró la puerta a algunos argumentos de la industria.

"Las determinaciones de hechos hechas por el jurado [de Miami] no pueden ser re-litigadas por RJR y los otros acusados ​​de Engle", escribió Marstiller. "Lo que es más importante, no estamos de acuerdo en que todos los demandantes de Engle deben trazar la transcripción del juicio de acción de clase para probar la aplicabilidad de los ... hallazgos. Tal requisito socava la decisión de la Corte Suprema".

RJR también argumentó que la adjudicación de daño punitivo se basó incorrectamente en los hallazgos de Engle y excesivo.

El tribunal dictaminó que la cantidad "no está fuera de proporción con lo que el jurado considera claramente como una conducta imprudente por parte de RJR al comercializar un producto que sabía que era perjudicial y engañaba al público sobre los riesgos para la salud de fumar cigarrillos".

El fallo no es excesivo según la ley de la Florida y no pondrá en peligro financieramente a RJR, dijo el tribunal.

"Nos negamos a alterar una indemnización por daños punitivos por otra parte razonable para mitigar la responsabilidad futura de RJR", escribió Marstiller.