Se juzga el primer caso de SUI Sling: el acusado J&J gana, pero hay más juicios de SUI Mesh para 2014 | Levin Papantonio Rafferty - Bufete de abogados de lesiones personales

Se juzga el primer caso de SUI Sling: el acusado J&J gana, pero hay más juicios de SUI Mesh para 2014

En este momento, cualquiera que esté en sintonía con las noticias que rodean los pleitos de malla transvaginal ha oído hablar de varios veredictos importantes relacionados con el litigio del kit de malla del Prolapso de órganos pélvicos (POP).

Sin embargo, en 2014, hay múltiples ensayos establecidos para la masa de casos de TVM: las mallas de cabestrillo para incontinencia urinaria de esfuerzo (SUI) (también conocidas como "cabestrillos de vejiga"). La pregunta para la mayoría de las personas involucradas en un demanda de malla transvaginal es "¿qué va a pasar con las fundas SUI Sling / Bladder Sling?"

El primer caso de honda SUI concluyó hace poco más de 1 hace un mes en el Lewis contra Johnson y Johnson caso. Fue una pérdida devastadora para el demandante. El demandante salió de la sala del tribunal con un fallo de la defensa y CERO $ 0 en daños monetarios.

Al final del caso de los demandantes (y antes de que el caso fuera sometido al jurado), el juez Goodwin dictaminó que el abogado del demandante “no había presentado pruebas suficientes para respaldar su afirmación de que un defecto en el dispositivo causó su lesión. " Este fallo fue en respuesta a la moción de Johnson & Johnson al cierre del caso en jefe del demandante. Los abogados de Johnson & Johnson argumentaron ferozmente por lo que terminó siendo el tema clave: que aunque los Demandantes articularon varios defectos de diseño específicos en el dispositivo Johnson & Johnson TVT SUI Sling (por ejemplo, encogimiento y contracción de la malla), ¿había suficiente evidencia de que los TVT supuestos defectos de diseño estaban presentes en este caso particular del demandante para causar este demandante particular presuntas lesiones? En última instancia, la falta de pruebas específicas del caso (por ejemplo, pruebas a través de patología o un sólido testimonio de un experto que vincule el defecto con el demandante) fue el factor decisivo en última instancia para el caso de este demandante. Desafortunadamente, el juez Goodwin no falló a favor del demandante. Para casos futuros, el resultado de este ensayo puede ser una advertencia para casos futuros con respecto a poder probar una causalidad específica. En otras palabras, una cosa es alegar quejas "generales" sobre dolor, síntomas urinarios y otras alegaciones de síntomas relacionados con la malla después de recibir un cabestrillo SUI Bladder; sin embargo, otra cosa es tener que demostrar que la malla es la causa de los síntomas denunciados en un tribunal de justicia. Según muchos estándares legales estatales de responsabilidad por productos, probar un defecto de diseño y una conexión no es tan fácil como presentar quejas "generalizadas". Según la mayoría de las leyes estatales, debe probar su caso con un grado razonable de certeza médica y científica.

Los abogados del demandante en este caso lucharon mucho. Desafortunadamente, se enfrentaron a algunas decisiones difíciles del juez Goodwin por un caso difícil (que fue un caso elegido para el juicio por el acusado Johnson & Johnson, NO los abogados del demandante). ¿Lo hizo bien el juez Goodwin? Ese es el tema de un debate interminable. Sin embargo, una cosa es segura: al final del día, los casos de Bladder Sling son casos muy difíciles de probar y ganar. Los casos están llenos de matices específicos de los demandantes, problemas médicos y muchas otras trampas legales traicioneras que deben resolverse casi a la perfección para obtener una victoria.

Pero no todo está perdido para demanda de malla transvaginals. Este juicio fue solo el primero de muchas más demandas de SUI Sling / Bladder Sling programadas para 2014. Johnson & Johnson continúa luchando duro sin signos de un acuerdo en el horizonte para este gigante fabricante de medicamentos.

Mientras tanto, otros mallas transvaginales están viendo señales de un acuerdo, con algunos fabricantes de TVM ansiosos por "salir" de la guerra de demandas. Algunos fabricantes han indicado que están dispuestos a llegar a un acuerdo, pero la pregunta sigue siendo: "¿Cuál es el valor razonable para estos casos?" La compañía danesa Coloplast ha reservado alrededor de $ 16 millones de dólares para resolver algunos casos en su contra, mientras que otro fabricante, Endo Health Solutions Inc. (la corporación matriz de American Medical Systems), pagó $ 54 millones el año pasado para resolver sus casos. En este momento, los acuerdos no están dando como resultado un número muy alto de reclamantes. Según los acuerdos de Coloplast y Endo / AMS, los fabricantes están pagando un valor de caja “promedio” de alrededor de $ 40,000 dólares por caja. El valor del acuerdo del individuo depende, como siempre, ALTAMENTE de los factores específicos del caso de ese individuo. Por supuesto, lo que también juega un papel en los acuerdos es el "historial" de victorias frente a pérdidas en la arena de prueba. Hasta ahora, un caso de SUI Sling ha dado como resultado un resultado de suma cero de $ 0 para el demandante. Solo el tiempo dirá los resultados futuros a medida que avancen los ensayos.

Si ha experimentado complicaciones debido a un producto de malla, llame hoy para una evaluación gratuita y sin compromiso de su demanda de malla transvaginal.