Paraquat: el destructor de agricultores disfrazado de herbicida

Paraquat: el destructor de agricultores disfrazado de herbicida

Durante dos décadas, los científicos han estado estudiando los efectos de Paraquat exposición en humanos. De un estudio a otro, estos investigadores han concluido que tal exposición pone a una persona en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Es una noticia devastadora para los agricultores que aplican regularmente este popular herbicida y soportan una exposición prolongada a sus peligrosas propiedades.

Lamentablemente, EE. UU. se está quedando atrás del resto del mundo en su apreciación de los peligros del paraquat. Más de 70 países de todo el mundo ya han prohibido el herbicida. Mientras tanto, los granjeros estadounidenses continúan sufriendo riesgos sustanciales para la salud, muchos sin saberlo, solo para poder poner comida en la mesa familiar.

La falta de educación sobre los riesgos pone en peligro a los agricultores

El paraquat es un herbicida de uso restringido, lo que significa que desde 1978 se requería una licencia para comprar el producto. Más recientemente, solo los aplicadores certificados, personas que han completado un Programa de capacitación aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), puede mezclar, cargar o aplicar este producto. Aún así, el herbicida ha sido manejado por agricultores y trabajadores agrícolas durante más de cinco décadas y permanece en el mercado de los EE. UU.

Para LaRuby mayo, Of Counsel de Levin Papantonio Rafferty (LPR) que ha sido designado para el equipo de liderazgo de litigios multidistritales (MDL) de Paraquat, esta es la motivación altruista de los abogados que toman casos de Paraquat. “Este producto todavía es legal en los EE. UU. hoy”, dijo. “Ser capaz de educar a las personas que aún podrían usarlo, además de identificar a los demandantes que desarrollaron Parkinson, es realmente la motivación para ingresar al espacio de Paraquat”. Esto significa pasar tiempo con estas personas y ayudarlos a comprender lo que realmente significa la exposición.

En sus conversaciones con los agricultores, May ha aprendido mucho sobre cómo piensan y cómo sus perspectivas llevaron a exposiciones a este herbicida dañino que causaron enfermedades. En el momento del uso, muchos de los agricultores que conoció no estaban preocupados por la exposición. “Los agricultores eran agricultores que trabajaban para mantener a sus familias”, dijo May. “Sus preocupaciones sobre el Paraquat eran menos sobre los peligros de la exposición y más sobre la efectividad y el costo del producto. No querían ser un despilfarro”.

Muchos de los granjeros usaban equipo de protección como resultado de ver las calaveras y las tibias cruzadas en la etiqueta, pero no lo usaban porque pensaban que este material los mataría si entraba en contacto con su piel. Pensaron que tal vez si lo bebían, los iba a matar. Pero no pensaron que si se ponían un poco en la piel, eso podría causarles Parkinson. Simplemente no pensaban de esa manera, y el fabricante nunca les dio la opción de decidir”.

No se trata solo de identificar posibles demandantes

La abogada de LPR, Sarah Doles, a quien se le han asignado los roles de codirectora y también asesora de enlace en el MDL, está de acuerdo en que educar a las comunidades agrícolas sobre los peligros de la exposición al paraquat es tan importante como identificar a los posibles demandantes que ya han desarrollado Parkinson.

“Siento que nos faltan muchos trabajadores hispanos”, dijo Doles. “Creo que simplemente entrar en algunas de estas comunidades negras y marrones, incluso si no se sienten cómodos inscribiéndose en un caso, o no se sienten cómodos porque no tienen un estatus legal, solo hacerles saber que esto es muy peligroso. el trabajo es un trabajo importante para nosotros”.

Esta ha sido un área crítica de enfoque para mayo. La abogada está agradecida de que LPR la esté apoyando para llegar a poblaciones subrepresentadas incluso dentro de la comunidad agrícola (agricultores negros, por ejemplo) y trabajar con Cooperativa de Agricultores 2020 y St. Helena Cattle Company para difundir los riesgos del paraquat.

Debilitado por el Parkinson

“El Parkinson es una enfermedad horrible”, comentó May.

Agregó que LPR representa a los pacientes con cáncer y con otras enfermedades, pero que el Parkinson es único en el sentido de que no acorta la vida, sino que debilita la forma en que la vive.

“Muchas de las personas a las que representamos cultivaban como parte de su sustento, proporcionando productos que los demás usamos”, dijo May. “Eran granjeros que trataban de alimentar a sus familias, trataban de alimentar a otras personas, y estar expuestos al paraquat que causa el Parkinson es muy injusto”.

Doles también ha visto de primera mano los efectos brutales de la enfermedad de Parkinson. Es algo difícil de ver, especialmente porque los pacientes están perdiendo sus habilidades motoras. “En general, en su mayor parte, sus habilidades cognitivas siguen siendo muy agudas”, explicó Doles, “así que saben exactamente lo que les está pasando. Son muy conscientes de su incapacidad para comunicarse”.

En última instancia, todos los pacientes de Parkinson se vuelven incapaces de cuidar de sí mismos. Requerirán cuidados, y no se puede suponer que estos cuidados provendrán de un cónyuge, pareja o familiar. “No todos están hechos para ser cuidadores, y eso está bien”, dijo Doles. En estos casos, el paciente requerirá atención profesional por el resto de su vida.

El material adecuado para representar a los clientes de paraquat

La naturaleza de la enfermedad de Parkinson y las personas que la desarrollan a partir de la exposición al paraquat presentan desafíos únicos para estos casos.

Luchas de comunicación

Para empezar, la enfermedad en sí misma puede hacer que muchos clientes tengan dificultades para comunicarse oralmente o por escrito. “Los abogados y el personal que trabaja en estos casos deben sentirse cómodos tratando de comunicarse con clientes que son difíciles de entender y que tal vez solo puedan hablar durante un breve período de tiempo”, sugirió Doles.

Recopilación de pruebas

En segundo lugar, la exposición puede remontarse a décadas, lo que hace que la preparación de los casos sea especialmente laboriosa. Según Doles, ayudar al cliente a contar el tipo y la frecuencia de exposición es extremadamente importante. Por lo general, esta información no se puede obtener de la misma manera que se pueden recuperar otros tipos de documentación, como los registros de farmacia. Esto no quiere decir que los clientes potenciales sin documentación deban quedar fuera de la carrera. Sin embargo, se vuelve crucial que el cliente pueda decir que roció Paraquat con cierta frecuencia y explicar cómo lo roció, dónde lo roció, qué cultivos o áreas roció, cómo supo que era Paraquat y dónde lo compró. u obtenido el Paraquat. La capacidad del abogado para ayudar al cliente a contar su historia es crucial.

“De alguna manera, en agravios masivos, perdimos el concepto de que un demandante que testifica que él o ella usó un determinado producto es evidencia”, comentó Doles. “De alguna manera, hemos dejado que los acusados ​​nos atropellaran y dijeran: 'No tienes ninguna prueba de ello'. Bueno, el demandante lo dijo, y eso es evidencia”.

Conocimiento de la agricultura

Doles también destaca el valor de que los abogados tengan un conocimiento sólido de las prácticas agrícolas para representar con éxito a los clientes en estos casos.

Consejos para tomar casos de paraquat

Además de tener “lo correcto”, hay cosas que los abogados pueden hacer para mejorar su éxito en los casos de Paraquat, comenzando por educarse a sí mismos. “Aprenda todo lo que pueda sobre el estado actual de la ciencia relacionada con este caso”, dijo Doles, y sugirió que la sesión Mass Torts Made Perfect sobre el paraquat es una excelente fuente de esta información.

Los abogados también deben determinar su umbral y tolerancia para el desgaste antes de firmar cualquier caso. “Otros abogados pueden decirle que pueden firmar un caso por la mitad del costo, pero es probable que se utilicen diferentes criterios que usted no conoce”, advirtió.

Finalmente, Doles insta a los abogados a que se aseguren de entender qué casos están firmando y tengan un plan para investigarlos dentro del tiempo limitado que permite la ley. “Por ejemplo, el liderazgo ha sostenido durante todo el litigio que solo se deben presentar los casos que involucren exposición directa al paraquat”, dijo Doles.

Fecha de prueba de MDL fijada para julio de 2023

MDL 3004 está asignado a la Honorable Nancy J. Rosenstengel, Jueza Principal del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Illinois. Al 26 de agosto de 2022, el recuento de casos había llegado a 1,851.

Doles dijo que los expertos se darán a conocer en el MDL en octubre. La fecha del juicio de MDL está fijada para julio de 2023 y seguirá justo después de la fecha del juicio de JCCP del tribunal estatal de California en junio de 2023. Como codirectora, Doles es responsable de coordinar todos los procedimientos previos al juicio en nombre de todos los demandantes. Como abogada de enlace, es el contacto principal entre el tribunal y todos los demandantes.

“Después de más de un año de trabajar principalmente detrás de escena, esperamos que los hechos y la ciencia salgan a la luz y compartan las historias de estos demandantes”, dijo Doles.

Los casos de paraquat pueden resultar desafiantes porque muchos agricultores no mantienen muchos registros, lo que dificulta demostrar que la exposición fue al paraquat. Pero valen la pena. Valen mucho”, dijo May, “en términos del daño que están sufriendo y el daño que sufrirán, y para responsabilizar a estas personas que sabían que el Paraquat podía hacer exactamente lo que estaba haciendo el Paraquat. Estos casos valen la pena”.

Este artículo apareció originalmente en Revista MTMP, Otoño 2022.