Los demandantes deben seleccionar un nuevo juicio para el veredicto de talco o la concesión de daños reducidos | Levin Papantonio - Abogados de lesiones personales

Los demandantes deben seleccionar una nueva prueba para el veredicto de talco o la concesión de daños reducidos

Johnson & Johnson es el acusado en más de 20,000 demandas que alegan que el talco para bebés Johnson's Baby Powder y Shower-to-Shower de la compañía, a base de talco, causó que las demandantes desarrollaran mesotelioma y cáncer de ovario. En uno de esos casos, Olson contra Brenntag N. Am., Inc., los demandantes Donna Olson y Robert Olson pensaron que habían ganado mucho con su traje. En mayo de 2019, un jurado decidió que Johnson & Johnson tendría que pagar a los demandantes $ 25 millones en daños compensatorios, según informó Diario de seguros. El jurado además otorgó a los Olson $ 300 millones en daños punitivos.

Johnson & Johnson se movió para anular el veredicto o para un nuevo juicio sobre responsabilidad y daños.

La Corte Suprema del Condado de Nueva York decidió mantener los daños compensatorios otorgados a los Olson, y estuvo de acuerdo con el reclamo de los demandantes sobre la responsabilidad de Johnson & Johnson por diseño defectuoso y falta de advertencia. Según el tribunal, las pruebas del juicio respaldaron la afirmación de que al usar los productos Johnson's Baby Powder y Shower to Shower, el demandante sufrió exposición al asbesto. El testimonio de expertos apoyó además la afirmación de que esta exposición habría sido causa suficiente para el mesotelioma de Olson.

El reclamo de defecto de diseño en la demanda de Olson se enredó un poco en si el polvo de almidón de maíz habría servido como una alternativa viable al polvo de talco contaminado con asbesto, como argumentaron los demandantes. Este punto habla del requisito de que el demandante demuestre no solo que el producto del demandado era dañino, sino también que había opciones de diseño alternativas que hubieran sido más seguras. Los demandados argumentaron que el almidón de maíz no habría atraído a los consumidores de la misma manera que lo hizo el talco, pero el tribunal declaró que esto era irrelevante, y el único problema importante era que el almidón de maíz presentaba una alternativa más segura al talco para el producto de la compañía.

Johnson & Johnson también saltó sobre el hecho de que la Sra. Olson no recordó lo que estaba escrito en la etiqueta de advertencia del polvo, presentando esta debilidad como prueba de que la falta de advertencia no causó la enfermedad del demandante. Sin embargo, la Sra. Olson también testificó que inmediatamente descartó todos sus productos de talco cuando escuchó por primera vez sobre los vínculos con el mesotelioma y el cáncer de ovario. El tribunal interpretó esta acción como una clara indicación de que si la demandante hubiera sido advertida por el demandado sobre estos riesgos, habría optado por no utilizar sus productos.

El tribunal confirmó además el reclamo por pérdida de compañía del demandante.

Además, los acusados ​​estarán obligados a pagar daños punitivos, debido a su comportamiento "imprudente y reprensible".

Johnson & Johnson logró obtener una victoria de la corte, que estuvo de acuerdo en que la cantidad de daños compensatorios otorgados a los Olson era excesiva. Esto deja a los demandantes con una opción: pueden acordar aceptar indemnizaciones compensatorias reducidas de la siguiente manera:

  1. $ 10 millones, en lugar de $ 20 millones por dolor y sufrimiento
  2. $ 3.5 millones para futuros dolores y sufrimientos
  3. $ 1.2 millones, en lugar de $ 5 millones por pérdida de compañerismo
  4. $ 105 millones, en lugar de $ 300 millones, por concepto punitivo

Olson, como tantas mujeres de su generación, había estado usando el talco para bebés de Jonson desde los 8 años hasta bien entrado el matrimonio. Describió la nube de polvo que se formaba cada vez que shea aplicaba el producto, una imagen familiar para muchos de nosotros. Para Olson, inhalar el polvo de talco / asbesto resultó particularmente peligroso, con resultados devastadores.