¿Pueden Nexium y Prilosec causar mayor susceptibilidad a las alergias?

La última incorporación a una larga lista de riesgos y efectos secundarios asociados con los inhibidores de la bomba de protones es una predisposición a las alergias, según un equipo de investigación austriaco. Su estudio, basado en un examen de los registros nacionales de salud que abarcan cuatro años, descubrió que los pacientes que toman medicamentos como Nexium y Prilosec terminan recibiendo medicamentos para la alergia dos veces más que los que no lo hacen. Este es un riesgo particular para las mujeres y las personas mayores de 60.

Como es el caso de otros factores de riesgo asociados con los IBP, el problema está relacionado con la supresión del ácido del estómago y el cierre permanente del mecanismo celular que produce jugos gástricos. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el ácido del estómago es una de las primeras líneas de defensa del cuerpo contra los patógenos.

Cuando se reducen los niveles de ácido estomacal, afecta la capacidad de descomponer las proteínas de moléculas grandes y otras sustancias nocivas. Además, la flora intestinal beneficiosa, los "microbios amigables" que habitan en el sistema digestivo, son acidófilos, lo que significa que prosperan en un ambiente ácido. Los inhibidores de la bomba de protones aumentan los niveles de pH, por lo que es menos probable que la flora intestinal beneficiosa pueda florecer. Además, muchas bacterias dañinas como la salmonella y mi. coli, que normalmente son suprimidos por el ácido del estómago, pueden pasar a los intestinos.

La conclusión es que cuando se suprime la producción de ácido estomacal, los patógenos dañinos tienen más probabilidades de causar enfermedades y desencadenar reacciones alérgicas. Los inhibidores de la bomba de protones normalmente presentan poco riesgo si se usan por un período corto de tiempo, generalmente, no más de dos o tres semanas. La mayoría de los efectos nocivos de los IBP se manifiestan después de que los pacientes los hayan estado tomando durante meses y años. Sin embargo, el reciente estudio austriaco indica que los IBP podrían comenzar a causar reacciones alérgicas después de menos de una semana de tomarlos.

El estudio ha generado algunas críticas. Un profesor de biología molecular del Reino Unido, Sir Munir Pirmohamed, señaló que el equipo de investigación austriaco no tenía información sobre pacientes comorbilidades u otros medicamentos que los pacientes pueden haber estado tomando. Señala que si bien el estudio demuestra una asociación, no necesariamente significa que haya causalidad. El dijo El guardián, "Se requiere más trabajo en otras bases de datos donde hay datos sobre otras condiciones de los pacientes para validar este hallazgo".

No obstante, Pirmohamed está de acuerdo en que el estudio confirma lo que otras investigaciones han demostrado: los IBP deben usarse solo cuando sea necesario, a la dosis más baja posible durante el período mínimo de tiempo necesario para tratar la afección. Desafortunadamente, los PPI continúan siendo utilizados en exceso para afecciones que podrían tratarse de manera más efectiva con un cambio de dieta y estilo de vida. También hay alternativas a los PPI, incluidos los antagonistas de los receptores H2 (como Zantac, Pepcid y Tagamet) e incluso tratamientos alternativos que incluyen acupuntura, melatonina e incluso bicarbonato de sodio.